miércoles , 20 de noviembre, 2019

Mal atendidos

La semana pasada asumió el nuevo jefe de la Policía de Córdoba, el comisario General Ramon Frías. El flamante jefe de los azules se mostró en casi todos los medios afines al Gobierno provincial, y tal vez no a su estilo pero sí al de los encargados de prensa de De la Sota, Frías no quiso -o no le permitieron- que realizara entrevistas con todos. El jueves último dos periodistas estuvieron esperándolo en la sala de prensa de la Jefatura. Cuatro horas de espera para nada, llegó el encargado de las RRPP de la Policía, el mayor Altamirano y les comunicó que Frías “estaba cansado de atender a la prensa”, a lo que los periodistas se retiraron cabizbajos del edificio de Avenida Colón. Molestos dijeron por lo bajo que no era forma de tratar a la gente. “¡Cómo se nota que los buenos modales ya no son parte de esta fuerza!”, dijo uno cuando se iba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *