jueves , 17 de octubre, 2019

La sucesión

La semana pasada estuvo marcada por el post-paso. El día lunes, el gobernador José Manuel de la Sota inauguraba una obra en la autovía Río Ceballos y como condimento especial estaba invitado Juan Schiaretti. De la Sota se demoró más de la cuenta porque cuando se dirigía hacia el lugar, detuvo su marcha para acceder a un requerimiento periodístico. En la obra, con mucho frío de por medio, estaban detenidos varios autos. En uno estaba el jefe de gabinete Oscar González, y en otro, auto de por medio Juan Schiaretti, que también había estado en la entrevista con De la Sota. En ningún momento se vieron ni hablaron, incluso cuando llegó el gobernador, González abandonó el lugar en el auto oficial argumentando problemas de agenda y otros compromisos. La ida del hombre fuerte del gabinete no pasó desapercibida. Alguien graficó la situación de la siguiente manera: “Comenzó la sucesión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *