domingo , 22 de septiembre, 2019
Llaryora-Arcor

La familia es la familia

Martín Llaryora se quejó con su gente que lo tienen de acá para allá todo el día. “Me organizan un acto acá, otro allá, mañana dos, pasado tres, ya no sé dónde estoy parado”, decía el vicegobernador en uso de licencia. “Ni la siesta nos respetan”, decía en tono de broma, aunque se sabe en su círculo íntimo que no le gusta para nada este ajetreado ritmo, al tal punto que un día de la semana pasada hizo cancelar todos los actos porque quería unos momentos con su familia que lo había venido a visitar de San Francisco. Eso no se negocia, la familia es la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *