domingo , 18 de agosto, 2019

La casa está en orden

Esa fue la frase con la que Ramón Mestre terminó una acalorada reunión dentro de su despacho con sus principales colaboradores. Al finalizar todos salieron con la frente en alto y dispuestos a trabajar, por tal motivo la consigna fue bajar a cada dependencia, llevar el orden a las reparticiones y no dejar nada librado al azar.

Mientras esto ocurría los delegados del SUOEM se cruzaban con ellos a la salida de la misma y ellos esperaban entrar a reunirse con Alberto Giménez. Hubo cruces de miradas y uno de los gremialistas acotó que ahí salían a intentar ordenar lo que ellos mismos habían desordenado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *