miércoles , 18 de septiembre, 2019

Incomodo

Las primeras semanas del gobierno de Juan Schiaretti pasaron sin sobresaltos y el gobernador no tuvo grandes problemas que afrontar. Sin embargo, quien lo conoce sabe que hay algo que lo incomoda, lo tiene mal y hasta le quita varias horas de sueño. Resulta que cuando en su primera gestión mandó a  construir el Centro Cívico hizo la residencia del gobernador y el despacho principal a su gusto, pero como el edificio fue inaugurado dos días antes de entregar el mandato casi no lo uso. Ahora, cuatro años después, llega de nuevo y encuentra todo cambiado. Dicen que ni los muebles originales estaban. Por tal motivo, pidió rápido a sus asesores que vuelvan todo a la normalidad. La vista tiene que ser al río, la terraza con jardín y flores, los baños de otro color y, en la oficina de él, la mesa debe ser más grande, y lo principal, una oficina cómoda para su esposa cerca de la de él. Aseguran que hasta que eso no esté resuelto no vivirá ni dormirá allí, y si lo hará en su casa en el noroeste de la ciudad. Algunos dicen que como el diseño fue de su esposa lo quiere tal cual lo dejó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *