miércoles , 24 de julio, 2019

Incomodidad superada.

Finalmente, después de tener que resolverlo casi en forma personal, el ministro de Seguridad Alejo Paredes logró resolver una situación más que incómoda. Ocurre que el despacho del ministro está ubicado en el edificio del Centro Cívico, rodeado de vidrio, de tal manera que convertía su despacho en una verdadera vidriera para los transeúntes del edificio.
Esta situación hacía prácticamente imposible el trabajo de cualquier ministro. Finalmente y después de casi 3 meses, Paredes pudo superar la incomodidad a la que estaba sometido. La gente de Arquitectura de la Policía solucionó el problema instalando unos tabiques de madera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *