lunes , 18 de junio, 2018

Fuera de protocolo

Dicen que el ascenso de Racing de Nueva Italia fue una de las alegrías más grandes que tuvo el gobernador Juan Schiaretti en 2017. “Estaba sacado. Nunca lo habíamos visto así”, decía un asesor a la vez que recordaban que incluso en el acto donde recibió a los jugadores, él hizo de locutor y saludaba a cada uno del contingente que llegó hasta Casa de Gobierno. Asimismo, comentan que luego fue todo algarabía en el Panal e incluso bromeaban con que Racing debería ascender más seguido para que el humor del gobernador sea bueno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *