lunes , 17 de diciembre, 2018

Fastidio

En protocolo de la provincia están muy enojados, y esto se lo hicieron saber al gobernador José Manuel de la Sota. Resulta que cada acto que realizan e invitan al intendente Ramón Mestre, este llega tarde, cuando el acto empezó, y rompe los esquemas. “En protocolo tienen todo armado, los lugares, a quién nombran primero, como entran, como salen, y a Ramón le avisamos por lo menos 24 horas antes, y cuando llega medio acto nos obliga a nombrarlo, cuando ya nombramos a todos, a correr de lugares cuando hubo reacomodamientos, a reorganizar las salidas, entre otras cuestiones formales. Es mejor que no vaya”, decían enojados los muchachos de traje del gobernador. Cuando este planteo llegó al despacho de de la Sota este solo atino a decir: “¿y?”, como desentendiéndose de la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *