domingo , 16 de diciembre, 2018

Escondidos

La designación de los miembros del Tribunal Superior de Justicia y de la Fiscalía General dio mucha tela para cortar. Lo último que ocurrió, cuando las designaciones ya eran todo un hecho, fueron las entrevistas personales de la comisión de designación a los postulantes.

Mientras esto ocurrió, los entrevistados respondían y los otros escuchaban en la oficina del legislador Juan Manuel Cid frente al recinto, y de vez en cuando mandaban a alguien a espiar qué ocurría en la sala Alicia Moreau de Justo.

El personal de maestranza, los mozos, los empleados de limpieza y hasta algunos periodistas eran los encargados de llevar las novedades.

“Ahí van de nuevo los informantes”, decían los legisladores cuando entraban a la sala a espiar para los escondidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *