domingo , 18 de agosto, 2019

Enojo

Es conocido que Martín Llaryora integrará el cuarto lugar de la lista de diputados nacionales, por ello imaginó que desde el Partido Justicialista local lo iban a incluir en los afiches de vía pública que es lo único permitido de propaganda en esta época de la campaña. Renovados los espacios, no estaba la cara ni el nombre de él en ninguno. Esta situación generó mucho malestar de Llaryora, al que le sugirieron que encargue su propia campaña, que ni siquiera el tercero en la lista estaba, en relación a Carlos Caserio. Eso ocurrió y el intendente sanfrancisqueño realizó su propia campaña, no muy convencido ya que debió cambiar de slogan y de color en los afiches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *