viernes , 20 de septiembre, 2019

Enojados

De la Sota el domingo no ocultó su fastidio. La elección en la capital era un detalle que lo tenía casi sin preocupaciones. Lo que lo molestó, según dicen, fue la derrota en Bell Ville, histórico bastión del justicialismo del sur de la provincia, y gobernado durante muchos años por Domingo Carbonetti o allegados a él. “A José no le gusta perder nada en el interior, esos votos son los que hay que conservar, y apuntaban todos los dardos en contra de el hijo de Carbonetti, Dominguito como lo conocen en la zona”, decía un militante justicialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *