domingo , 15 de septiembre, 2019

El hombre

José Manuel de la Sota presentó su libro en Buenos Aires y estaba lleno de personajes políticos, seguidores del gobernador y otros. El acto fue organizado de punta a punta por el brasileño Duda Mendoça y su equipo. Pero había otra persona también, y tal vez más importante  que los brasileños, que le habían apodado en ese momento: El hombre. “Para entrar y tener un buen lugar había que hablar con `el hombre´”, decían en la Casa de Córdoba en Buenos Aires, sobre la avenida Callao; y luego en el Teatro Astros. Cuando preguntaban si “el hombre” era De la Sota, la respuesta era un categórico no. Era Carlos Caserio, hoy convertido en mano derecha del gobernador y mano izquierda de Juan Schiaretti. “Él decide todo, quién entra, quién sale, con quién se reúne, con quién habla y con quién trabaja. Es `el hombre´ de El Hombre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *