miércoles , 16 de octubre, 2019

De vecindad

La semana pasada, Alberto Pérez, jefe de Gabinete de Scioli, estuvo en Córdoba en varias reuniones con dirigentes locales, para finalizar el día en uno de los salones del Dinosaurio. Durante la mañana acordó notas con algunos medios y por la tarde se reunió con dirigentes locales para saber cómo se encaraba la campaña. Allegados a Pérez indicaron que el funcionario no podía creer la división interna que había en el kirchnerismo local. Al finalizar el día, Pérez dijo que estaba cansado de escuchar peleas de vecindario y dio a entender que con la división interna que había era muy difícil hacer pie en esta provincia. “Acá hay gente que no hay que acercarse porque son dañinos”, dijo el hombre fuerte de Scioli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *