jueves , 19 de septiembre, 2019

Carito

Entre tantos locro y actos que hubo el pasado 1 de mayo uno despertó las quejas de los asistentes. “Tuvimos que pagar 600 pesos para ir a comer, para dejar de descansar en este día”, decían a la salida del evento en voz baja algunos asociados al SURBAC, el sindicato de recolectores de residuos. Esas quejas eran en voz muy baja porque habían recibido la amenaza del que se quejaba lo iban a hacer echar. Por tal motivo mas que queja se repetía la frase “carito el locrito”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *