martes , 12 de noviembre, 2019

Cambio

En el edificio del panal uno de los temas de conversación ha sido el notorio cambio de rostro del gobernador José Manuel De la Sota. Acostumbrados a ver un hombre sonriente y que saluda a todos con mucha cortesía, los habitantes del panal se encontraron con un De la Sota de gesto adusto cuyos saludos se parecían más a un gruñido que a otra cosa. “Es el efecto Río Cuarto”, explicó un sobreviviente de varias gestiones de gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *