lunes , 16 de septiembre, 2019

Cambio de look

Sorprendió a muchos empleados del Centro Cívico algunos cambios que no dejan de cambiar la fisonomía del lugar. Según una nueva directiva de una decoradora de interiores el lugar es frío, apagado y triste. Por tal motivo, todos los muebles deben ser del mismo color, no debe haber oficinas cerradas del todo y las luces deben ser amarillas y no blancas.

Mientras eso pasa, los empleados observan como sus oficinas de tabiques son cambiadas por vidrios, sus escritorios y sillas nuevas cambiadas por todas iguales y desaparecen los adornitos.

“Cada persona nueva que asume cambia todo, remodelan todo, tiran todo, pero las goteras y humedades siguen, al igual que varios funcionarios”, dicen en los pasillos del lugar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *