lunes , 22 de julio, 2019

Bien parado

Entre todo el desorden del radicalismo en la Legislatura hubo sólo un radical que cayó bien parado y por lo menos un año más así seguirá. Se trata de Orlando Arduh. Mientras unos se mataban, él trataba de llevar la paz a todos los rincones del bloque. Pero mientras todo eso pasaba él continuó en su cargo, vicepresidente de la Unicameral. “Es que él siempre cae bien parado, es amigo de los peronistas, de los juecistas, de los únicos, de los radicales disidentes, de los otros, de Ramón, de José Manuel, de todos”, sostuvo un militante. “Es que es un dandy”, respondió otro mirando el cielo y golpeándose las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *