jueves , 18 de julio, 2019

Ausencia

La semana pasada pasó casi inadvertida la ausencia del gobernador José Manuel de la Sota, por unos días. Dicen desde su círculo íntimo que era un problema de salud, más precisamente un malestar de garganta lo que hizo que no se lo viera tanto al Gobernador. Pero otros habitantes del panal sostuvieron que estaba afectado por un problema de tensión sumado a estrés. Cualquiera de los dos problemas requirió reposo y prescripción de estudios para ver la evolución. En el panal aseguran que la dieta estricta, de verdura y fruta todo el día, le hace bajar las defensas. Carne, muy poco. Sin embargo, lo que no deja de llamar la atención es como hace el Gobernador para guardar reposo y mantener el color bronceado de su rostro…todo un misterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *