lunes , 17 de diciembre, 2018

Armadores

José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti coincidieron en que había que rearmar el PJ cordobés, que los magros resultados electorales en la ciudad y en varias localidades del interior provincial habían terminado de detonar una estructura que prácticamente estaba desaparecida. “Si sacamos unos puntos más en la capital y retenemos el interior no tendríamos problemas para mantener la provincia”, decía un hombre del PJ el jueves último en la casona de Boulevard San Juan. Por ese tema, tanto el gringo como el gallego, dejaron en manos de dos personas el armado del partido. Se trata de, por un lado, el senador electo Carlos Caserio, quien además de tratar de lograr que De la Sota se convierta en el jefe del PJ nacional, se encargará del armado del PJ en la provincia, y, por su parte, Amelia López buscará organizar el PJ en la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *