miércoles , 23 de octubre, 2019

Ambulancia

La salud de José Manuel De la Sota dio mucho que hablar la semana pasada en el Centro Cívico. El jueves pasado cuando ya no se podía ocultar más que el Gobernador estaba en cama con dolores originados por cálculos renales, apareció una ambulancia en el Centro Cívico. Muchos creyeron que iba a la residencia del Gobernador. No fue así, sino que iba a asistir a un empleado. Esa situación, algo confusa, generó muchos dichos. Entre ellos, el de un ocurrente funcionario de segunda línea que no dudó en decir: “Los únicos cálculos que le duelen al Gobernador son los que le saca (Mario) Elettore para ver cómo se hace para llegar a fin de año”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *