miércoles , 20 de noviembre, 2019

Amague

En el acto en la planta de Fiat muchos esperaban que Carolina Scotto sea saludada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Para que eso ocurriera, los operadores de la ex rectora la habían hecho parar detrás del escenario. Cuando los guardias presidenciales se percataron de ello, la hicieron salir y sentarse en las butacas, de nada sirvieron las explicaciones de quien se trataba, los custodios hicieron caso omiso. La Presidenta sólo la miró desde el escenario. En el entorno de Scotto esperaban que fuera ungida como candidata a diputada nacional. “Esto deja en claro que en la Casa Rosada no tiene nada resuelto aún”, comentó un kirchnerista local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *