martes , 11 de diciembre, 2018

Nota editorial: Tiempo de mujeres

Esta semana ocurrieron dos hechos puntuales impulsados por mujeres, por valientes que reclaman derechos que aún hoy les están vedados y que no sólo las ponen en diferentes condiciones respecto a los hombres sino que también causan decenas de muertes por año en Argentina.

Los eventos a los que me refiero son: el 29º Encuentro Nacional de Mujeres que se desarrolló el fin de semana en Salta y el desfile por la Ley de Talles que se llevó a cabo el viernes en la explanada del Cabildo de la ciudad de Córdoba.

En Salta, más de 40 mil mujeres de todo el país se reunieron y marcharon por las calles céntricas para reclamar contra el femicidio, por la legalización del aborto, la violencia obstétrica, la discriminación de género, los derechos de las mujeres y la feminización de la pobreza.

Según las organizadoras, el evento reunió a más cantidad de mujeres de la historia del Encuentro Nacional de Mujeres.

“La lucha por el derecho a decidir sobre el propio cuerpo de la mujer sigue en pie sobre todo en provincias como Salta donde tenemos una ley sobre sexualidad responsable que fue sancionada en 2004 y aun no fue reglamentada y somos una de las provincias con más víctimas de femicidios”, aseguró a Télam, Bety Guevara, docente de Salta e integrante de la comisión organizadora del encuentro.

El 13 de marzo de 2012, la Corte Suprema de Justicia de la Nación exhortó al Estado Nacional y a los Estados Provinciales a que sancionen protocolos que regulen el efectivo acceso a los abortos no punibles (el aborto no es punible cuando el embarazo proviene de una relación sexual no consentida). Para el procedimiento, las mujeres no necesitan una autorización judicial previa ni denuncia policial para acceder al aborto en estos casos.

Según un informe publicado por Chequeado.com, a más de un año del fallo de la Corte Suprema sobre el aborto, sólo cinco de las 25 provincias del país poseen protocolos que se adaptan a la decisión del tribunal.

Córdoba es una de las que no acató el fallo judicial. En los hospitales provinciales está paralizada la aplicación del protocolo de actuación para supuestos abortos no punibles debido a la decisión de la Cámara Tercera de Apelaciones en lo Civil de Córdoba frente a un amparo presentado por el Portal de Belén.

En los hospitales dependientes de la Universidad Nacional de Córdoba como el Clínicas y la Maternidad, deberían regirse por la guía para el aborto no punible nacional.

Aún hoy, son numerosas las denuncias por maltrato y estigmatización que sufren las mujeres cordobesas de bajos recursos a la hora de necesitar asistencia médica en caso de embarazos no deseados.

Otro reclamo fue la violencia y discriminación de género. Los femicidios siguen en alza en la provincia mediterránea, en lo que va del año se contabilizan 11 muertes de mujeres. El último caso mediático fue el de Paola Acosta (36) apuñalada por el padre de su pequeña hijita Martina.

La violencia y discriminación, las mujeres también las sufren en el mundo laboral.

Según un informe de Idesa (Instituto para el Desarrollo Social Argentino) de marzo del presente año, asegura que “sólo 1 de cada 4 mujeres menores de 24 años trabaja”.

Infobae en 2010 aseguraba que “las mujeres son más discriminadas por madres que por mujeres” y si se tiene en cuenta que una trabajadora sólo cuenta con 90 días de licencia por maternidad cuando va a ser madre, claramente no se ha avanzado en los derechos laborales de las mujeres durante las últimas décadas.

Por último, y un hecho no menor, es el reclamo que se escucha por parte de muchas mujeres respecto a la discriminación que sufren a la hora de ir a comprar una prenda para vestir en las tiendas cuando no encuentran su talle. En muchos negocios, encontrar un jean talle 44 es una misión imposible.

En Córdoba se realizó el viernes pasado un desfile en la explanada del Cabildo para exigir la Ley de Talles provincial. El evento estuvo organizado por PUM, un grupo de tesistas de la carrera de Organización de Eventos del Instituto Mariano Moreno.

Según la legisladora Nadia Fernández, quien apoyó el desfile y promueve un proyecto de ley presentado en el año 2009 en la Unicameral, la norma podría aprobarse con el apoyo y consenso de cámaras industriales, comerciales y organizaciones no gubernamentales en unos tres meses en Córdoba. Si bien la ley sería una buena noticia para hombres y mujeres, es innegable que quienes más sufren hoy la falta de aplicación de la Ley de Talles en los comercios son las mujeres y en especial las más jóvenes.

Los reclamos son muchos, el camino para conquistar estos derechos también. Sin embargo, saber que hay miles de mujeres valientes que todos los días luchan para avanzar sobre ellos es esperanzador y genera la certeza que de a poco esos legítimos derechos serán una realidad en nuestro país, que por una coincidencia del destino tiene nombre y forma de una mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *