viernes , 23 de agosto, 2019

Nota editorial: Mundial y alianza a la cordobesa

“Me han dicho que vivís en un barrio, que no usas chofer ni auto oficial, con eso yo te hago gobernador”, la frase le pertenece al consultor Jaime Durán Barba, su destinatario: el Intendente de Río IV, el radical Juan Jure. Desde algunos meses el nombre de Jure suena con insistencia, alentado por él mismo, como uno de los candidatos a gobernador del radicalismo.

En tanto, Mauricio Macri, viene relevando las principales provincias del País. En Córdoba, sus referentes locales le sugirieron tener en cuenta a Jure, luego de un par de charlas informales, el Jefe de gobierno porteño, promovió un encuentro entre su asesor preferido y Jure.

Hace 7 días Jure juntó a su tropa en Villa Carlos Paz, los mandó a constituir un núcleo interno, recorrer la provincia y preparase para incidir en la nueva conducción del radicalismo. En ese encuentro, Jure no dejó dudas: quiere competir por la gobernación, para ello impulsa un acuerdo que incluya desde Juez hasta el PRO.

Por su parte, Luis Juez, reunió a los suyos este fin de semana, ratificó su vocación aliancista, pero no hizo referencias a cual será finalmente el lugar que disputará, la razón: Juez tiene como objetivo excluyente destronar al delasotismo del gobierno provincial, para ello, imagina una alianza con los radicales y el PRO.

La mención al PRO, comienza a ser una constante en todos los campamentos políticos cordobeses. “Córdoba no es, ni será nunca peronista, lo cual no quiere decir que no vaya a ser gobernada durante años por el peronismo” con esta frase un analista local abrió el fuego de una charla con un reducido grupo de empresarios con quienes compartía un desayuno. En su análisis, señaló que nuevamente volvía a ser visible el reducido electorado del viejo Partido Demócrata de Córdoba, que en su momento se recicló como UCEDE, se alió con el Justicialismo de la mano de Germán Kammerath y finalmente muchos lo dieron por extinguido. En realidad se extinguió como fuerza política organizada, no así sus votantes. Hoy, vuelven a cotizar esos votos, que en un escenario fragmentado, pueden decidir una elección en un sentido u otro. La llave de esos codiciados votos cordobeses, ya no la tiene José Manuel de la Sota, hoy por hoy la tiene Mauricio Macri.

El Gobernador, más acostumbrado a mirar los tableros ajenos que el propio, se imaginaba un radicalismo atribulado por su interna, lejos de una alianza con Juez y sin adjudicarle incidencia alguna a Macri en el territorio cordobés. Hoy todo ha cambiado. El radicalismo ha cerrado filas en torno a la gestión de Mestre, tiene figuras emergentes como Jure y los Diputados nacionales Oscar Aguad y Mario Negri están en la misma sintonía. Juez apuesta todo por un acuerdo y Macri suma nombres interesantes, como el caso del Presidente del club Atenas, Felipe Labaque.

Para contrarrestar ese escenario, alrededor del Gobernador, se imaginan a un grupo importante de Intendentes radicales llamando a elecciones en fecha diferente a la de gobernador, como ya ocurrió en otras ocasiones. En los próximos días desde el radicalismo, saldrá una advertencia inédita: “Intendente que se corte solo, que se prepare para enfrentar un candidato del PRO o del juecismo”, aportó un importante dirigente radical.

Del arco opositor provincial quien mejor mide es Ramón Javier Mestre, el intendente capitalino, ha concentrado todo su esfuerzo en “levantar” su gestión, pero aunque no lo diga, sabe que el mismo envión que lo lleve a su relección puede llevarlo a la gobernación.

El Justicialismo provincial, apuesta a que el arco opositor se complique por cuestiones internas antes del 2015, pero por ahora los opositores cordobeses vivirán su propio mundial, cuyo premio mayor es quedarse el año que viene con el principal sillón de poder provincial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *