Domingo , 30 de Abril, 2017

Nota editorial: Libertad de prensa según quien lo mire

La semana pasada se conoció que el periodista de La Nación, Germán de los Santos, sufrió amenazas por parte de narcotraficantes a raíz de una cobertura sobre el narcotráfico en Rosario que realizó.

Allí salieron todos los candidatos a presidente a expresar su repudio ante semejante hecho y aquí nos surgió una simple pregunta: ¿Y por casa cómo andamos? 

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, fue uno de los que expresó su “solidaridad ante las cobardes amenazas” al periodista.

“Gobiernos, medios de comunicación y la sociedad toda debemos estar unidos en la lucha contra el narcotráfico”, escribió Scioli en su cuenta de Twitter.

Mauricio Macri también manifestó en los medios su repudio al apriete sufrido por De los Santos.

“Hoy se sabe de esto porque es un periodista, pero hay barrios enteros que están siendo amenazados. El narcotráfico en la Argentina ha avanzado muchísimo, por eso lo que hay que hacer es arrancar una política activa de lucha contra el narcotráfico”, afirmó el dirigente en una entrevista en radio Mitre.

Sergio Massa también apoyó al periodista: “Este caso que no es el único, muestra a las claras la actitud, la conducta y la impunidad del crimen organizado y debemos tomarlo como testigo para mostrar firmeza”.

Ernesto Sanz, precandidato de la UCR, también tuvo algunas palabras para decir: “No podemos ni debemos seguir permitiendo que el crimen organizado siga creciendo en nuestro país”.

Funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación también se comunicaron con el periodista y se pusieron a su disposición, según asegura el diario La Nación.

¿Y por casa cómo andamos? 

El precandidato presidencial y gobernador de la provincia de Córdoba, José Manuel de la Sota, también se subió al tren de repudios públicos y escribió en su cuenta de Twitter:

 

Lo llamativo es que ese mismo día, horas más tarde, De la Sota volvió a publicar otro tuit relacionado a la libertad de prensa. Esta vez repudiaba el trato que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, le dio al periodista de TN, Fernando Carnota, a quien lo trató irónicamente de “Marmota”.

 

En el tuit, De la Sota asegura que “En la Argentina que vendrá se respetará a la prensa”.

Es un buen deseo sin dudas. Es algo que no debe tener discusión en ninguna ciudad o provincia argentina. Ahora lo llamativo es que quien afirma esto, es quien, a su vez, apoya y mantiene en el cargo al jefe de Policía que amenazó al periodista de los SRT, Dante Leguizamón.

Hace unas semanas, el Gobernador aseguró ante la prensa: “La imputación (del jefe de Policía) es por un tema que tiene muy poco que ver con sus funciones”.

Así se refirió sobre la persona que tiene en sus manos la seguridad de toda la provincia y que le aseguró por teléfono a un periodista: “Yo me voy a encargar de vos”.

Siempre hay que repudiar hechos que coaccionen la libertad de prensa o expresión, pero primero hay que dar el ejemplo en casa para luego pronunciarse públicamente, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *