jueves , 17 de octubre, 2019

Transcurren en calma las primeras horas del alto el fuego entre Israel y Palestina

Mientras prosiguen los esfuerzos diplomáticos en El Cairo para poner fin a las hostilidades, las primeras horas del alto el fuego que entró en vigor la pasada medianoche entre Israel y las milicias palestinas de Hamas transcurrieron en calma.

En este lapso, ninguna de las partes denunció la violación por la otra de esta nueva tregua, que será de 72 horas, igual que la de la semana pasada, y que trata de abrir una ventana al diálogo después de más de un mes de hostilidades, informó la agencia de noticias EFE.

La tregua, exigida por Egipto, que actúa de mediador, abre una período de calma para que las partes traten de resolver sus diferencias en la mesa de negociaciones.

Fuentes diplomáticas israelíes citadas por la prensa local, dijeron que la continuación de las negociaciones en El Cairo dependerá del seguimiento que haga la otra parte del alto el fuego.

No obstante, el diario egipcio Al-Yom A-Saba informó de que la delegación israelí se encuentra en la capital egipcia desde anoche.

Por su parte, portavoces palestinos advirtieron que el futuro de las negociaciones dependerá de que Israel acepte todas las demandas palestinas y pusieron especial énfasis en el levantamiento del bloqueo que sufre la Franja de Gaza desde 2006.

Jaled Meshal, jefe político de Hamas, dijo que la guerra con Israel “elevó el bloqueo a Gaza a la agenda internacional”.

El documento consensuado por las facciones palestinas y posteriormente entregado por los mediadores egipcios a Israel la semana pasada, exigía asimismo a este país la apertura de un puerto y un aeropuerto en la Franja.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dio la bienvenida a la nueva tregua y confió en que permita a las dos partes lograr un acuerdo de alto el fuego duradero.

En un comunicado de su portavoz, Ban mostró su esperanza en que esta “nueva oportunidad” para lograr un pacto bajo los auspicios de Egipto, fructifique para “beneficio de todas las poblaciones civiles y como punto de partida para dar respuesta a las reivindicaciones de raíz de las dos partes”.

El dirigente de la ONU urgió a todos los actores a “trabajar de forma constructiva” y a “evitar cualquier paso que pueda llevar a un retorno de la violencia”.

Desde que comenzó la ofensiva israelí contra Gaza el pasado 8 de junio, al menos 1.948 palestinos murieron, entre ellos 1.402 civiles y cerca de 10.000 resultaron heridos. En total, 456 niños fallecieron en los ataques, según cifras difundidas ayer por la ONU.

Del lado israelí, 64 soldados murieron en combates dentro de la franja y tres civiles, entre ellos un trabajador tailandés, fallecieron por los lanzamientos de cohetes palestinos.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *