sábado , 24 de agosto, 2019

Tensión en Honduras, tras violento “desalojo” de Zelaya del Congreso

gucigalpa. La policí­a militar de Honduras desalojó por la fuerza antenoche del Parlamento a los diputados del partido Libertad y Refundación (Libre), incluido su líder, el expresidente Manuel Zelaya, que reclamaban participar de la elección de un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE). El incidente en el recinto generó ayer marchas opositoras y disturbios en la capital, Tegucigalpa, y otros puntos del país.

“Se estaba discutiendo una nueva ley electoral y se mantuvo la composición del TSE integrado ilegalmente por el anterior Congreso, después de haber sido elegido el nuevo, y días antes de su asunción”, explicó Wendy Cruz, quien integra Vía Campesina, organización que participa del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras y el partido Libre.

De esa manera, quedaron excluidos de la integración del TSE los partidos Libre, primera fuerza de oposición, y Anti Corrupción (PAC), por lo que sólo integrarían ese poder electoral el gobernante Partido Nacional y su aliado el Partido Liberal.

“Yo responsabilizo de estas acciones violentas (…) al aprendiz de dictador que es el presidente Juan Orlando Hernández”, afirmó el exmandatario Zelaya, derrocado en un golpe de Estado en el mes de junio del año 2009. Zelaya hizo la imputación tras permanecer varios minutos sentado, con trapos mojados en el rostro y la cabeza, y mientras era atendido por sus correligionarios, informó el diario ecuatoriano El Universo en su versión digital.

Por su parte, el presidente del Congreso Nacional de Honduras, Mauricio Oliva, del Partido Nacional, al igual que Hernández, acusó a dirigentes de Libre de “montar un plan para desestabilizar el país”, según el diario hondureño El Heraldo .

Esta es la primera vez que soldados ingresan al Congreso de Honduras para desalojar por la fuerza a legisladores desde que el país centroamericano retornó a gobiernos libremente elegidos en 1982, luego de casi 20 años de regímenes militares o ejecutivos de facto.

Enfrentamientos

Todo comenzó en la planta baja del edificio con una protesta que fue disuelta por la policía, originada porque se impedía el ingreso al Legislativo de diputados y seguidores de la fuerza Libre. Los diputados de Libre, partido que tiene 36 escaños del Congreso unicameral, ingresaron al Parlamento luego de que las fuerzas de seguridad disolvieron la manifestación y fueron sacados del interior de la Cámara con violencia.

Los legisladores de Libre, que lidera Zelaya, quien era acompañado por su esposa y excandidata presidencial, Xiomara Castro, fueron sacados a empujones y golpeados con bastones de madera.

El exgobernante y su esposa al parecer no fueron golpeados con brutalidad, pero sí otros diputados y activistas de Libre que se resistí­an a abandonar el recinto legislativo, según se vio las imágenes que mostró la televisión. Canales de la TV local transmitieron en directo los incidentes que se registraron en el Parlamento, a veces con su señal interrumpida por los efectos del gas lacrimógeno que también afectaba a los periodistas y camarógrafos.

Los primeros manifestantes, que fueron desalojados antes de que ocurriera lo mismo con los diputados de Libre, llevaron su protesta a la Plaza Central, a unos 200 metros de la sede del legislativo.

“Mientras estamos respirando estamos vivos, aquí­ vamos a estar en el Congreso Nacional defendiendo los derechos del pueblo”, agregó Zelaya.

El efecto de los gases también provocó el desmayo de una diputada, que cayó al piso en el interior del salón de sesiones mientras el resto de personas eran desalojadas.

Manifestantes opositores se congregaron ayer frente al Congreso para rechazar la intervención y desalojo de la tarde del martes por parte de la policía militar, que rodeaba anoche a la sede del Legislativo.

“Estamos dispuestos a luchar. Tenemos el derecho a realizar protestas pacíficas. Nadie mete militares en un Congreso a evacuar diputados. Esto es una dictadura”, dijo ayer el ahora diputado Manuel Zelaya.

 

(Fuente: La Voz del Interior)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *