domingo , 15 de septiembre, 2019
Obama-Castro

Obama pidió al Congreso retirar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo

La isla integra la lista desde 1982 y su permanencia supone la imposición de sanciones. Irán, Sudán y Siria son los otros países de la lista.

El presidente de Estados Unidos anunció ayer su intención de retirar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que permanece desde 1982 y que supone la imposición de sanciones y que se completa con Irán, Sudán y Siria.

“Hoy el presidente de EE.UU. envió al Congreso el informe y las certificaciones requeridas que indican la intención de la Administración de rescindir la designación de Cuba como SSOT (siglas en inglés de Estados Patrocinadores del Terrorismo)”, indicó el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca en su cuenta oficial de Twitter.

La medida que Obama le comunicó al Congreso entrará en vigencia en 45 días y constituye una de las exigencias más reiteradas por el gobierno de La Habana en las actuales negociaciones que apuntan a formalizar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

“El presidente envió hoy al Congreso el informe requerido por ley y los documentos que muestran la intención de la administración de rescindir la designación de Cuba como país patrocinador del terrorismo”, señaló la oficina de prensa de la Casa Blancaen un texto firmado por el vocero Josh Earnst.

Los documentos enviados al Congreso muestran que “el gobierno de Cuba no ha brindado ningún apoyo al terrorismo internacional en el último periodo de seis meses“, así como que aseguró que “no apoyará actos de terrorismo internacional en el futuro”, según el comunicado de Washington.

El anuncio ocurre a tres días de la histórica cumbre entre Obama y su par cubano, Raúl Castro, que se dio en el marco de la VII Cumbre de las Américas de Panamá, y que significó el primer encuentro a ese nivel entre ambos países en más de 50 años.

Washington y La Habana anunciaron el pasado 17 de diciembre un acuerdo para retomar las relaciones diplomáticas rotas en 1961, y desde entonces negocian la reapertura de embajadas.

Si en los 45 días que el Congreso tiene para estudiar la decisión de Obama surgiera algún desacuerdo, los legisladores pueden presentar un proyecto de ley para tratar de revocar el dictamen presidencial.

Las razones de EEUU para mantener hasta ahora a Cuba en la lista eran su presunta acogida a miembros de la organización terrorista vasca ETA y de las colombianas FARC, además de a fugitivos de la Justicia estadounidense.

En verdad, cuando bien avanzada la llamada “Guerra fría”, Ronald Reagan incluyó a Cuba en la lista, el 1 de marzo de 1982, para Washington los “terroristas” protegidos eran también de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) de Puerto Rico -que impulsaba la independencia justamente de EEUU de la isla-, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador y el Frente Sandinista de Liberación (FSLN) de Nicaragua.

A las certificaciones que dijo tener ahora la Casa Blanca se suma un hecho visible a todas luces: la Habana es garante y sede de las negociaciones del gobierno de Colombia y las FARC para terminar el conflicto armado de más de 50 años.

Ahora, la inminente salida de la lista podría ser relevante para mejorar el acceso de Cuba a los mercados y sistemas de crédito internacionales.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *