jueves , 22 de agosto, 2019

Israel asesinó a tres jefes militares de Hamas

Un ataque aéreo israelí sobre Gaza mató a tres altos mandos del brazo militar de Hamas, mostrando los alcances de los servicios de inteligencia israelí, a dos días de la ruptura de la tregua y las negociaciones indirectas en Egipto.

Israel aseguró que el trío había sido clave en la expansión de las capacidades militares de las “Brigadas de Ezzedin Al Qasam” en los últimos años, principalmente en la construcción de túneles, la formación de combatientes y el contrabando de armas a Gaza.

Los palestinos muertos, cuyos funerales partieron de la mezquita de al-Awdah en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, fueron despedidos por una multitud que incluyó a una amplia variedad de facciones políticas palestinas.

Un portavoz de Hamas dijo previamente que el asesinato de los comandantes de Hamas “no romperá la voluntad ni la resistencia palestina”, según informó la agencia palestina Ma’ an.

En un comunicado previo a estas declaraciones, los islamistas prometieron vengar la muerte de los tres comandantes y aseguraron que “Israel pagará por los crímenes que perpetra sobre el pueblo palestino. Estas acciones lo único que hacen es fortalecer nuestra determinación a seguir luchando”.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, elogió la “inteligencia superior” del servicio de seguridad Shin Bet y la “ejecución precisa” del ataque por el ejército.

Los comandantes muertos fueron identificados por Israel y Hamas como, Mohammed Abu Shamala, Raed al Attar y Mohammed Barhoum.

Shamala y Al Attar eran objetivos prioritarios de Israel, en especial el primero al que los servicios de inteligencia internos israelíes relacionaban con la captura en 2006 del soldado israelí Gilad Shalit en la operación “Kerem Shalom”.

Shalit estuvo cinco años en poder de las milicias palestinas, hasta que fue liberado en un intercambio con prisioneros, algunos de los cuales Israel volvió a encarcelar en junio último.

El Ejército israelí confirmó horas después la muerte en el mismo ataque de Barhoum, al que se consideraba uno de los responsables de la logística y entrada de armas en la Franja, así como recaudador de fondos en Siria.

El ataque aéreo ocurrió en la madrugada de ayer en el barrio de Tel Sultan de Rafah cuando varios misiles explotaron contra un edificio de cuatro pisos, aseguraron la policía y testigos.

Hamza Khalifa, un residente de la zona dijo que el edificio fue golpeado sin previo aviso. “Sólo escuchamos múltiples misiles, uno tras otro, seis o siete misiles” detalló.

En el bombardeo, otros cinco civiles murieron y al menos cuarenta personas resultaron heridas, informó la agencia de noticias EFE.

El ataque de hoy en Rafah se da un día después de un intento israelí por matar al líder de las Brigadas, Mohammed Deif, en un ataque aéreo en el que la esposa de Deif y su bebé de siete meses, Alí, murieron.

Estos últimos bombardeos se dan luego de que las conversaciones indirectas entre palestinos e israelíes para alcanzar una tregua sostenible se rompieran el martes.

Tras el quiebre del diálogo, Hamas reanudó los ataques contra Israel, incluso antes de la finalización formal de la tregua de seis días en la medianoche de ese día.

Horas antes de la reanudación del fuego, representantes de Hamas habían denunciado que Israel estaba llevando las discusiones a un “callejón sin salida” y que la tregua era “muy débil”.

Pese a la crisis, el presidente palestino, Mahmud Abbas, sostiene hoy conversaciones en Qatar con el máximo líder político de Hamas en el exilio, Khaled Meshaal, y el emir de Qatar.

Antes del colapso de las negociaciones de El Cairo, Abbas había planeado utilizar las reuniones en Qatar para instar a Meshaal y sus patrocinadores qataríes a respaldar el plan egipcio de alto el fuego.

Los representantes de Hamas en Egipto rechazaron la propuesta porque no contiene compromisos por parte de Israel para aliviar el bloqueo de la frontera de Gaza, impuesto en 2007 tras la llegada de esa organización islamista al poder en la Franja.

Durante las últimas seis semanas de la guerra de Gaza, 2.065 palestinos murieron, la mayoría de ellos civiles, más de 10.000 resultaron heridos y cerca de 100.000 se quedaron sin hogar, según cifras la Autoridad Nacional palestina y de la ONU. Al menos 48 de estas muertes se produjeron desde el reinicio de los bombardeos, el martes pasado.

Israel, en tanto, perdió 67 personas, 3 de ellas civiles.

Netanyahu mostró ayer poca disposición a regresar a la mesa de negociaciones después de seis semanas de guerra con Hamas.

“Estamos decididos a continuar la campaña con todos los medios y como se necesite”, sostuvo acompañado por el ministro de Defensa, Moshe Yalon. “No vamos a parar hasta que garanticemos total seguridad y tranquilidad para los residentes del sur y todos los ciudadanos de Israel”.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *