miércoles , 23 de octubre, 2019

El calvario sufrido por las niñas secuestradas en Nigeria

Malala Yousafzai, la joven pakistaní defensora del derecho universal de las niñas a la educación, instó al mundo a romper el silencio ante el secuestro de más de 200 niñas menores en Nigeria por el grupo integrista rebelde Boko Haram para violarlas, esclavizarlas y venderlas.

“Si nos mantenemos en silencio entonces esto (el secuestro) se extenderá, y acabará pasando más y más veces”, señaló Malala, una joven de 16 años que vive en Inglaterra desde 2012 tras ser herida también por un grupo vinculado a los talibanes en Pakistán.

Boko Haram, responsable del secuestro de las adolescentes en Nigeria, reivindica la visión puritana islamista acerca de que las mujeres deben dedicarse exclusivamente a las actividades caseras y no recibir educación, posición que aparentemente los autoriza a cometer todo tipo de violaciones y atropellos.

Las jóvenes de entre 16 y 18 años, que se encontraban en un internado en Chibok, en el noreste del estado nigeriano de Borno, fueron capturadas por unos 200 militantes armados el 14 de abril. 

Boko Haram, que inició una operación militar en 2009 para destituir el gobierno actual y crear un Estado islamista, amenazó con esclavizar y vender a las menores que “nunca tendrían que haber estado en un colegio”.

La activista pakistaní describió a Boko Haram como un “grupo de extremistas” que “no entiende” que el Islam insta a sus creyentes a ser tolerantes y educarse. 

En tanto, Francia anunció hoy que colaborará con Nigeria, informó la agencia de noticias EFE.

“Vamos a prestar nuestra asistencia” y “vamos a poner los medios necesarios”, aseguró el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, quien alegando razones de seguridad y eficacia no quiso dar precisiones sobre en qué consistirá la ayuda.

Explicó que él está en contacto con el ministro nigeriano de Defensa, y que ayer el presidente francés, Francois Hollande, habló con su homólogo nigeriano, Goodluck Jonathan.

El ministro francés consideró un “horror” el secuestro de más de 200 adolescentes por Boko Haram.

Este grupo, recordó, mantuvo el año pasado como rehenes durante dos meses a siete miembros de una familia francesa y luego a un sacerdote católico durante más de un mes y medio. Todos ellos fueron liberados por sus captores.

La policía nigeriana ofreció ayer 180.000 libras (300.000 dólares) de recompensa para quien ayude a localizar y rescatar a las estudiantes.

Una de las niñas secuestradas logró escapar y relató que las rehenes más jóvenes sufrían hasta 15 violaciones al día, según informó el domingo el portal nigeriano The Trent. 

La joven aseguró que, debido a su virginidad, fue entregada como esposa a uno de los líderes de la secta.

De acuerdo con su testimonio, los secuestradores obligaron a las menores a convertirse al Islam y las amenazaron con degollarlas si se negaban a tener sexo o no seguían sus instrucciones. 

Tras ser secuestradas en el colegio fueron llevadas a un campo de la milicia integrista en el bosque de Sambisa, en el Estado norteño de Borno, base espiritual y de operaciones del grupo.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *