lunes , 10 de diciembre, 2018

Vacío a la sal por José de la Olla

El fin de semana pasado nos juntamos con unos amigos a comer un asado. Esta vez el centro de la discusión no fue el punto del asado, sino la cocción a fuego fuerte que sufrió  Aníbal Fernández. Fue así que se me ocurrió compartir con Uds. la receta del Vacío a la sal.

Buscamos un vacío grande, como el que le están haciendo por estas horas a Aníbal.

Ponemos algunas brasas bajo la parrilla para ir calentándola, como se están calentado los gobernadores del PJ con la interna entre los K y el Sciolismo.

Cortamos limones en mitades y los alineamos sobre la parrilla, como se están poniendo en fila los radicales cerca de Macri por las dudas que gane. Una vez que estén calientes, los tomamos con una pinza y los apretamos desparramando su jugo sobre ambos lados del vacio, como están desparramando designaciones La Cámpora en los organismos oficiales.

Luego cubrimos totalmente de sal gruesa hasta que quede una capa bien sellada, como lo está la boca del Ministro de Gobierno frente a cada escándalo de la Policía de la Provincia..

Lo colocamos del lado de la grasa sobre la parrilla y lo dejamos 20 minutos de cada lado y servimos retirando la capa de sal previamente, si alguno de sus comensales le dice que no está a punto, es porque tiene menos paladar que humor Stolbizer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *