domingo , 25 de agosto, 2019

Recetas prácticas: Rissotto con Hongos por José de la Olla

Estaba en la feria los otros días y me cruzo con uno de los muchachos que fue encargado del local que supimos tener en la Vélez Sársfield. Estaba indignado. Se quejaba del precio del pan y de la carne, además de otros cuantos lamentos que iban de los baches a la inseguridad pasando por la falta de dinero para las vacaciones.

 Cuando le dije que al menos estábamos sanos y que era eso lo que importaba, me cortó en seco: “No sabe lo que me sale la prepaga, José. Encima cada vez me cubre menos cosas”.

 Así que seguí eligiendo las frutas y pensando en un plato que no tenga ni carne ni pan. Me vino bien que un amigo que tiene casa en las sierras me trajo unos cuantos hongos que surgieron tras las lluvias y que los he puesto a secar.

 Así que vamos con un risotto con hongos. Arrancamos calentando aceite y abundante manteca en una cacerola, donde doramos una cebolla, ajo y verdeo. Tan dorada como quedó la ministra de Seguridad con su negación del narcoescándalo.

 Agregamos el arroz en función de un puñado por persona y lo dejamos hasta que los granos estén bien crujientes. Como cruje el gabinete de Mestre cuando llega el aluvión de quejas de los vecinos por el estado de la ciudad.

 Le agregamos un buen chorro de vino blanco y levantamos el fuego para que evapore el alcohol. Como se evaporó el efecto de la elección legislativa con el fallo de la Corte por la ley de medios.

 Añadimos caldo de verdura, en una proporción del doble de líquido por la cantidad de arroz, y dejamos cocinar a fuego lento. Tan lento como el regreso de Cristina a las funciones.

 Le agregamos los hongos, previamente hidratados en vino tinto o agua caliente, salpimentamos y dejamos que termine la cocción. Como esperan varios ministros que vuelva De la Sota de China para saber cuál será su futuro.

  Le agregamos un poco de manteca, queso parmesano en láminas, revolvemos y estamos listos para servir. Sin quejarnos tanto como mi amigo, el encargado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *