jueves , 22 de agosto, 2019

Recetas prácticas: Puré de garbanzos

Salí ayer a hacer mis caminatas matinales y no se veía casi nada. Esta vez no por la falta de foquitos de la Municipalidad sino por la neblina que cubría el barrio y no dejaba ver ni los bancos de la plaza.

En eso me crucé con un viejo cliente, un sirio-libanés que vive en el barrio hace mucho antes que yo, y al que no resistí la tentación de hacerle la clásica broma si estaba perdido.

Sonrió, pero dijo que lo que en realidad lo perdía no era la niebla sino la cantidad de impuestos que tenía que pagar, que cada vez le inventaban uno nuevo, que quiere ampliar el local y las tasas que le cobran por un crédito son más que usurarias, y así sucesivamente.

Así que seguí caminando y me pareció oportuno honrar el encuentro con un tradicional platillo de la gastronomía árabe, el hummus o puré de garbanzos.

Remojamos un rato los garbanzos, como se remojan varios candidatos para 2015 esperando ablandarse un poco en las duras encuestas.

Los cocinamos hasta que estén bien tiernos en agua o caldo, que suele ser más sabroso. Tan sabrosos como los cruces entre Juez y los radicales, que tanto disfruta De la Sota.

Colamos, ponemos en un bols con dos cucharadas de tahini (pasta de sésamo), un diente de ajo, jugo de limón, aceite de oliva, pimentón picante, comino, pimienta y sal. Que quede tan condimentado y perfumado como el caso CBI, del que casi no se habla más.

Al momento de hacer el puré, hay quienes lo prefieren pisar con tenedor o el llamado pisapapas, otros que eligen trituran todo a mano y están los que eligen batidora o procesadora. Cada uno da una diferente textura, como la diferencia que quiere hacer Mestre con su nuevo gabinete.

Le ponemos perejil picado, pimentón y un chorrito de aceite de oliva por encima para quede más sabroso y bien presentado. No como el impresentable de Jaime que dice que no tiene plata para viajar a Buenos Aires.

Lo podemos comer solo, acompañado por el pancito que sea o como una guarnición. Lo importante es disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *