miércoles , 13 de noviembre, 2019

Recetas prácticas: Mazamorra por José de la Olla

Estaba haciendo las compras cuando me llamó un querido amigo para invitarme a comer un asado hoy al mediodía como previa del partido. Me dijo que nuestro carnicero le había recomendado un costillar y que le había dicho que íbamos a quedar más contentos que Pitana cuando lo recibió su novia en Ezeiza.

Según me contó mi amigo, el carnicero le dijo que del costillar iban a comer varios, aunque sean más voraces que Boudou.

No sólo acepté la invitación sino que le dije que por ser el Día de la Patria, iba a preparar un postre bien nacional para esperar a la Selección.

Así que les cuento cómo estoy haciendo esta mazamorra, tan olvidada de nuestros menús y tan presente en los actos del 25 de Mayo o el 9 de Julio.

Ponemos el maíz blanco en remojo la noche anterior. Como lo pusieron en remojo a Boudou en medio de una montaña de expedientes judiciales.

Colamos y lo ponemos a hervir aproximadamente una hora. Menos de lo que demora Juez en pasar de querer aliarse con los kirchneristas a querer aliarse con los macristas.

Mezclamos el maíz cocido con leche fría, el limón y una ramita de canela. Como mezcla cualquier cosa De la Sota para hacer campaña presidencial.

Cocinamos todo a fuego lento una media hora más, de la misma manera que se cocinan los acuerdos internos en el radicalismo para armar la nueva conducción del partido.

Apagamos el fuego y le agregamos azúcar y revolvemos hasta que quede bien cremosa. Tan cremosa como los precios de las entradas de reventa en el Mundial.

Ya tenemos postre patrio. Ahora sólo falta que el costillar de nuestro amigo carnicero esté a la altura y que gane Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *