domingo , 25 de agosto, 2019

Recetas prácticas: Estofado de osobuco

Me crucé con un viejo amigo y cliente el lunes en la peatonal y tuvo la delicadeza de invitarme a almorzar. Nos sentamos en un resto-bar, donde la única mesa vacía estaba abajo del televisor.

Así fue que no pudimos dejar de escuchar cuando un movilero contaba que el juez Lijo había hecho una pausa en la indagatoria a Boudou para que comieran unas empanadas de jamón y queso. Livianito el almuerzo, comenté. Y mi amigo respondió: en una situación así no me entraría ni medio grisin.

Y seguimos hablando de todo un poco. Antes de despedirnos, me pidió que le contase alguna receta para enfrentar el frío. Y así salió este estofado de osobuco.

Pasamos las piezas de osobuco por harina y las doramos en una olla con un poco de aceite bien caliente. Tan caliente como Tejerina sin sus chapas de taxi.

En ese mismo aceite, salteamos cebolla, pimiento, ajo y apio, todo bien cortado chiquito. Como la participación que tienen los vices en Córdoba, como Pregno y Cossar.

Incorporamos unas zanahorias cortadas en rodajas y volvemos a poner el osobuco, como hay que volver a poner en impuestos y peajes para arreglar las rutas.

Le agregamos un buen chorro de vino blanco para que levante todo el fondo de cocción. Como dicen De la Sota y Mestre que están levantando la imagen de gestión.

Condimentamos con sal, pimienta y ají molido y le añadimos tomates pelados y cortados en cubo y dejamos hervir entre 45 minutos y una hora. O sea, mucho menos de lo que hay que esperar para cualquier trámite municipal, con o sin asamblea del Suoem.

Lo podemos acompañar con arroz, con puré de papa o con una buena polenta. Polenta como la que van a necesitar tanto Boudou como Sabella en estos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *