martes , 11 de diciembre, 2018

Recetas prácticas: Estofado al vino tinto

Me cruce con un viejo cliente de la parrillada que tuve en el centro hace unos años. Me preguntó qué sabía yo de los cambios en el transporte, del escándalo de la financiera, de la instalación de Monsanto, de la cotización del dólar, de la cosecha de soja y de cuándo iba a dejar de llover cada dos días.

Lo único que pude fue encogerme de hombros ante cada interrogante y lo vi quedarse con mucha cara de frustración.

Me quedé pensando, apoyado en un semáforo que no andaba, en que la mayoría de las cosas que me preguntaba se cocinan desde hace un largo tiempo y ahí me acordé de un delicioso estofado al vino tinto que solía preparar.

Cortamos unos cubos de carne, la pasamos por harina y la doramos en aceite bien caliente. Tanto como los usuarios de colectivos con el nuevo sistema.

Los retiramos y en ese mismo aceite, reahogamos cebollas y ajos bien picados y zanahorias en rodajas. Como las rodajas que se quedaban los que depositaban a altas tasas en la mesa de dinero investigada por la justicia.

Ponemos de nuevo la carne y levantamos con una generosa cantidad de vino tinto y dejamos evaporar bien el alcohol. Como para no tener que pagar después la multa de la Caminera.

Ponemos unos tomates cubeteados, caldo de carne, sal, pimienta y un ramito de aromáticas, como salvia, romero, tomillo. Bajamos el fuego bien al mínimo. Como bajó al mínimo la posibilidad de un acuerdo entre Juez y la UCR.

Le agregamos maicena disuelta en agua fría para darle espesor, como se está espesando las tratativas para hacer un frente opositor al kirchnerismo.

En un par de horas tenemos un rico estofado, como esos de los que se cocinan en la política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *