lunes , 22 de julio, 2019
La Cocina de la Política

Recetas prácticas – Especial para Informes y Noticias por JOSE DE LA OLLA

Se acerca Semana Santa y hay promociones de pescado, mariscos y afines por todos lados. Algunos para comer son como esos dirigentes que incorporan la expresión “derechos humanos” a sus discursos unas semanitas antes de cada 24 de marzo.
Vamos con una receta sencillita de calamares. Arrancamos comprando un kilo de calamares. Si el pescadero se los vende limpios, un paso menos. Si no, no es tan complicado limpiarlos pero requiere alguna experiencia. La misma falta de experiencia que le endilgan muchos colegas del gabinete municipal a Laura Sesma por haberle echado nafta al fuego del conflicto con el Suoem.
Lo que vamos a echar primero en la sartén con un cachito de aceite de oliva son una cebollita y un ajo picado bien, bien chiquito. Así como lo picaron y trituraron al ex vocero de De la Sota, Alejando Mosquera, los amigos del gobernador.
Apenas blanqueen, añadimos un poquito de vino blanco, apenas. Como para que desglase. Y dejamos que evapore. Como se evaporó el nombre de Partido Nuevo que lo llevo al estrellato a Luis Juez. Ahora, se llama…
Volvamos a la sartén, agregamos los calamares cortados en finas láminas. Momento de salpimentar a gusto. Como el gusto que está sacando De la Sota de dejar de lado el personaje de abuelito bueno y ser el político afecto al barro en la campaña de Río Cuarto.
Unos pocos minutos después, agregamos unos 300 cm de leche de coco y unas gotitas de salsa tabasco o alguna con marcado picor, para neutralizar el dulzor de la leche de coco. A lo Mestre, que jura que habrá concursos para nuevo personal y mientras tanto va designando monotributistas y contratados.
Dejamos que reduzca y servimos en cazuelitas. Sencillo. Como mezclar política con cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *