sábado , 21 de septiembre, 2019

Recetas prácticas: Espárragos gratinados

Anduve ayer por la feria de verduras del barrio. Las quejas por los cortes de luz competían mano a mano con las de los precios, hasta que apareció el tema de la inseguridad.

Un vecino empezó a contar que iba caminando el lunes a la noche por boulevard San Juan hablando por celular y que le dio pánico que se lo robaran porque era la única lucecita que se veía en la zona. Y saltaron dos señoras mayores diciéndole que ellas tenían miedo en todo momento, no sólo cuando se corta la luz.

Entre tanta pálida, me dediqué a ver qué productos había de estación en los distintos puestos, y me gustaron los espárragos. Así que vamos con unos espárragos gratinados.

Primero, preparamos la salsa bechamel o salsa blanca, derritiendo manteca en un jarrito y agregándole harina, leche, sal y nuez moscada rallada, sin dejar de remover. Como no se deja de mover Olga Riutort, que va del kirchnerismo al massismo sin dejar de tirar puentes con el delasotismo.

Hervimos los espárragos, si es al vapor mucho mejor porque retienen menos húmedad. Depende del grosor, pero no mucho más de 10 minutos para que no pierdan consistencia. Como pierde consistencia un acuerdo radical-juecista-macrista, con el cruce de acusaciones y denuncias entre ellos.

Escurrimos y acomodamos los espárragos en una fuente de horno, cubriéndolos con la bechamel. Tan cubiertos de piropos como empleados y directivos de la Epec.

Cortamos con el pelapapas lajas de queso parmesano y ponemos arriba. Tan arriba como el nivel de insultos, descalificaciones e invitaciones a golpes de puño de los concejales de la ciudad de Córdoba.

Vamos a horno bien caliente hasta que se gratine bien el queso y servimos. Espero que sea con luz, porque lo va a disfrutar más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *