miércoles , 21 de agosto, 2019

Recetas prácticas: Crema de espinaca al queso

Me gusta comprar en las ferias de verduras.

En especial en la de mi barrio, donde me entero de las novedades de la zona y de algunas otras cuestiones.

Ayer, me paró una vecina que quería saber cuánto más iba a subir el dólar, mientras elegía unas mandarinas, y en ese momento caí en la cuenta de que había vuelto subir el verde.

Así que me quedé frente al puesto que compro siempre pensando en verde, y se me ocurrió algo bastante sencillo como una crema de espinaca al queso.

Lo primero es hervir un mazo de espinaca unos 10 minutos. Lo que le lleva a De la Sota pasar de Scioli a Massa y de ahí vaya a saber adónde.

Después, con la ayuda de un colador, escurrimos bien, como se escurre cada anuncio de Cristina del estilo de aumento de las asignaciones o la jubilación.

En una sartén, salteamos en aceite de oliva las hojas de espinaca con unos ajos cortados en láminas. Y le ponemos sal y pimienta. Más pimienta de la que están teniendo las conversaciones para formar Unen en Córdoba.

Le agregamos media taza de leche y queso rallado del que prefiera. Como prefieren algunos legisladores pasar todo su mandato sin pedir la palabra en el recinto.

Revolvemos hasta que tome forma cremosa, como está tomando el escándalo CBI-Baccar, y estamos listo para servir.

Bien verde. Y más sano que el otro verde con forma de billete que no para de subir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *