domingo , 15 de septiembre, 2019

Recetas prácticas: Colita de cuadril al oporto

Estábamos abriendo uno de los huevos de Pascuas, en la sobremesa del almuerzo de domingo, cuando uno de los comensales consultó su celular y nos informó que se votaba el 5 de julio.

“Hay que desconfiar de los anuncios hechos en Semana Santa”, dijo uno de los veteranos de la mesa, que contó que estuvo en Plaza de Mayo en 1987 cuando Alfonsín aseguró que la casa estaba en orden después de la sublevación carapintada.

El almuerzo pascual derivó hacia otros temas. Nos trenzamos en una discusión poco conducente y yo me quedé pensando en la colita de cuadril al oporto que nos comimos. Comparto la receta con ustedes.

Salpimentamos la colita de cuadril y la doramos bien de cada lado en una sarten con aceite bien caliente y unos dientes de ajo para aromatizar. Tan caliente como Mestre con Juez y viceversa.

En una placa de horno, ponemos cebolla cortadas en rodajas gruesas y acomodamos encima la carne. Como se intentan acomodar los peronistas después de su acuerdo provincial a los acuerdos nacionales que vaya a hacer De la Sota.

Llevamos a horno bien caliente durante una media hora, dependiendo el tamaño de la pieza. Menos de lo que pasa entre un paro y otro de la UTA.

Mientras, mezclamos oporto y caldo de carne en una ollita y dejamos hervir para que reduzca. Como se van reduciendo las chances de muchos anotados como candidatos cada vez que se conoce una encuesta.

Le incorporamos un poco de crema, mezclamos bien, y cubrimos con salsa a la colita de cuadril cortada en rodajas. Del mismo grosor en la que está cortada en rodajas la oposición en Córdoba.

Acompañamos con un puré de papas o unos vegetales salteados. Y a disfrutar en tiempos de campaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *