lunes , 23 de septiembre, 2019

Recetas Prácticas – Pechuga Rellena, por José de la Olla

Me pidieron una receta para  después de la elección de Río Cuarto. Antes, de aquella zona del sur provincial venían las mejores carnes, pero ahora una de las principales actividades para la cadena alimenticia es un megaemprendimiento avícola. Y a los pollos hay que contarlos después que nazcan, si no te pasa lo de De la Sota que jugó todo su esfuerzo y el de los contribuyentes cordobeses para apoyar al candidato que perdió. Y quedó con las alitas mojadas.

Así que vamos con nuestra pechuga rellena. La untamos y maceramos en una mezcla de mostaza, jugo de naranja, algún licor y ajo picado. Dejamos un rato, como el que tuvo Alberto Cantero para encontrar los datos que le daban ganador a Minardi por 1.500 votos, y la mandamos a una sartén bien caliente con un poco de aceite de oliva para sellar. De la misma manera que parece tener sellado De la Sota con los brasileños el negocio del voto electrónico, que quiere implementar en Córdoba cuando se elija su sucesor.

Cuando estuvo sellada, con un cuchillo bien filoso, hacemos un buen tajo en un costado de la pechuga. Colocamos fetas de jamón cocido ahumado, un trozo de mozarela, unas nueces o almendras. No abuse con el relleno. No haga como los radicales que se subieron todos el domingo a la noche al palco de Juan Jure. Había unos cuantos que si se les suman las derrotas que acumulan pueden hacer un guiso para alimentar a un batallón.

Rellena ya la pechuga, volvemos al sartén, le agregamos el jugo donde se maceró y cocinamos unos minutos más.

Servimos con un salteado de acelga o una ensalada de papa. O la guarnición que le guste, como hicieron los riocuartenses que aceptaron todas las prebendas de De la Sota y después terminaron votando al candidato que querían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *