sábado , 21 de septiembre, 2019

La cocina de la política: Cuadril a la cacerola por José de la Olla

Entré a la carnicería ayer y había dos discusiones. Por un lado, una señora preguntaba cómo era lo de las Ganancias. A ella le respondí que no sólo no tenía ni idea sino que yo sabía más de pérdidas que de ganancias. Por otro, el carnicero polemizaba con el hijo de otra clienta sobre los dichos de Del Sel sobre la crianza de los chicos. Tampoco pude opinar demasiado sobre el tema, así que decidí esperar mi turno en silencio.

Le pedí una buen corte de cuadril, para hacer el cuadril a la cacerola, que ahora comparto con ustedes.

Arrancamos salpimentando bien la carne y aderezándola con un poco de mostaza. Como se aderezan los kirchneristas para ver en Cacho Buenaventura casi un estadista.

Ponemos un poco de aceite en la olla, llevamos a fuego bien alto y doramos el cuadril de cada lado, y después retiramos. Como se están retirado los radicales de la campaña de Aguad al ver a Juez.

Reahogamos en el mismo aceite cebollas en rodajas, morrón en tiras y ajos en lámina, con un poco de sal para que suden bien. Como suda De la Sota tratándo de que Schiaretti tenga carisma.

Agregamos un chorro de vino blanco, caldo de verdura, una ramita de romero, unas hojitas de salvia y volvemos a poner la carne. Como volvieron a recordar el pasado político de Bugliotti.

Agregamos unas papas en cubos y zanahorias en rodajas.  Y dejamos cocinar a fuego lento unos 30 minutos, dependiendo del tamaño del cuadril. Como tratan de cocinar el armado de la lista de legisladores K.

Apagamos el fuego, dejamos reposar unos minutos y listo para servir. Que lo disfruten más que yo mi paso por la carnicería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *