miércoles , 16 de octubre, 2019

Goulash, por José de la Olla

Seguimos buscando platos calentintos, como está el gobernador José Manuel de la Sota mientras decide si la semana que viene presenta o no en la Corte Suprema una demanda contra la Nación por la deuda de la Caja de Jubilaciones.

Un goulash, ese plato tan típico de los centroeuropeos en general y los húngaros en particular. Trozamos bien chiquito carne tipo paleta y picamos unas cebollas. Doramos primero la cebolla y le agregamos en enseguida una buena cantidad de paprika, que es el como el pimentón pero más picante. Picante como se siente Ramón Mestre al haberse quedado con el control del radicalismo cordobés y estar ya pensando en candidaturas provinciales.

Pero antes tiene que tapar un par de baches en la ciudad de Córdoba. Y nosotros seguir revolviendo la cebolla con la paprika hasta que quede casi una pasta.

Añadimos los trozos de carne, salamos, doramos a fuego fuerte, tapamos y bajamos bien la hornalla. Como bajan el tono los intendentes radicales y el Gobierno provincial apenas empezaron a discutir la deuda de la coparticipación.

Vamos agregando agua o caldo para que nunca se seque. Cocinamos unos 40 minutos, corregimos con algo más de paprika y listo. Se come generalmente con spaetzel, que son como unos mini ñoquis pero sólo de harina y agua. Usted lo puede acompañar a su goulash con la pasta que quiera. Para ñoquis, ya tenemos demasiados en . (arme usted su propia lista)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *