domingo , 16 de diciembre, 2018

Ensalada griega

Estuve el domingo viendo fútbol con un par de amigos, uno de Belgrano y el otro de River. Se ve que esa gente tiene mutuas cuentas pendientes por las cosas que se decían. Parecía la interna provincial del radicalismo o la del peronismo en la ciudad de Córdoba.

En el entretiempo, llegó otro amigo de Talleres, que lo primero que contó fue la sorpresa del abdomen que tenían algunos jugadores del equipo con el que habían jugado en Chivilcoy.

Mientras ellos se chicaneaban mal con el fútbol, me quedé pensando en el tema de la panza y el verano y así salió esta ensalada griega.

Empezamos pelando un pepino y una cebolla colorada, como se están pelando en el PJ por la candidatura a intendente.

Cortamos el pepino en rodajas y las cebollas en tiras finas, como quiere afinar Mestre los gastos de la recolección de residuos.

Cortamos el tomate en rodajas y el morrón en tiras, como la tira de gremios que pide aumento salarial de fin de año.

Seguimos con el jamón cocido cortado en tiras y el queso semiduro en bastones, como el bastón que parece necesitar Cristina para llegar bien al final del mandato en 2015.

Le sacamos el carozo a unas aceitunas negras y ponemos todo en un bols. No como en Unen, donde muchos se quieren ir del bols.

Para la vinagreta, mezclamos sal, pimienta, orégano, vinagre y aceite de oliva y lo mezclamos bien. Como se quiere mezclar ahora Juez con Macri.

Para revolver, nada mejor que las manos. Eso sí, cuídese que estén limpias. No como la de varios funcionarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *