lunes , 17 de diciembre, 2018

El marido de Nazarena había sido condenado por estafas

Según trascendidos, Fabián Rodríguez se habría enterado de la noticia el viernes pasado. Además, se rumorea que la actriz se quería separar y se especula sobre problemas económicos en la productora que tenían juntos.

El marido de Nazarena Vélez y empresario, Fabián Rodríguez, cuyo cadáver fue encontrado ante noche en las oficinas de su productora, había sido condenado el viernes pasado en una causa que lo tenía como imputado por estafas y usurpación de títulos y honores.

El abogado de Rodríguez admitió ayer que su cliente fue condenado en un juicio abreviado a una pena de un año y medio de prisión por el delito de “estafas y usurpación de títulos y honores”, aunque aclaró que el empresario estaba conforme con el arreglo judicial.

“Ofrecimos espontáneamente firmar un juicio abreviado y Fabián estaba contentísimo con esta decisión porque se había sacado un sayo de encima que duró varios años”, afirmó Rafael Cúneo Libarona.

El letrado dijo en declaraciones a la prensa que su cliente fue denunciado hace cinco años por “estafa y falsificación”, cuya causa llegó a juicio oral y tuvo “la oportunidad de obtener la absolución”.

“Sin embargo, Fabián tenía toda la época de octubre, noviembre diciembre, enero, febrero y marzo todas las preparaciones de las producciones de sus obras de teatro en Córdoba, en Mar del Plata o en Buenos Aires y no estaba con ánimo de enfrentar un juicio oral“, aseguró.

Ante esa situación, el abogado indicó que acordaron con la fiscalía y el tribunal oral un juicio abreviado “a los efectos de evitar cualquier traspié o de evitar también una absolución”.

En tanto, Cúneo Libarona confirmó que la autopsia aclaró que su muerte se produjo como consecuencia de un suicidio y que esta tarde concurrió al Cuerpo Médico Forense a reconocer el cadáver junto a la esposa de la víctima, Nazárena Vélez.

La hipótesis es que estaba pasando un momento de desgracia y de depresión y que nadie más que él lo sabía“, señaló el abogado, quien agregó: “Tomó la decisión incorrecta y de haberlo pensado diez minutos más no la hubiese tomado”.

Finalmente, el abogado y amigo del empresario resaltó que “no había ningún tipo de indicio como para que tomara esa determinación, ni financiero ni de deudas“, mientras que calificó a su “amigo” como “una persona sumamente preocupada por sus éxitos profesionales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *