miércoles , 20 de noviembre, 2019

La Mona sigue siendo el Rey

En la segunda jornada del Carnaval Cuartetero, de la ciudad de Córdoba, la Mona Jiménez fue la figura estrella, ya que tuvo la caravana más convocante e hizo bailar a los presentes con hits que rara vez ofrece en sus propios bailes.

Parece que nadie se quiso perder, en el polémico evento popular, al cuarterero que hizo de I was made for lovin’ you de Kiss, el tunga tunga más cantado del verano. En la previa de anoche y en la mañana de hoy, los comentarios más escuchados hicieron referencia a los gastos que demandó la fiesta y cuál fue la convocatoria real de la apertura, que según algunas cifras era de 20 mil personas, mientras que según datos oficiales era de 60 mil).

En una nueva jornada cuartetera y con la presencia nuevamente del gobernador, José Manuel De la Sota, muy cuestionado por la realización de este festival; fanáticos y no tanto se conglomeraron en el estadio Kempes del famoso Chateau Carreras, para presenciar la noche más anunciante con la presencia del cuartetero más seguido del país.

El encargado de hacerle el aguante a “la Mona” fue Jean Carlos, que largó con algo demora su salida (cerca de las 22.30), pero detonó todo con su propia versión de “El baile del caballo” (Jean Carlos Style) y tuvo la difícil tarea de competir con la lluvia de fuegos artificiales de la apertura.

La comparsa que desfiló después hizo temblar los palcos con los tambores de los pibes de Villa La Tela, que parecieron tocar más fuerte y con más excitación que nunca. Las chicas, por su parte, agitaron “el bum bum” a la espera de su ídolo, aunque algunas estaban más preocupadas por sostenerse las plumas que por lucir como reinas ante los flashes.

Pero cuando asomó Jiménez, minutos después de las 23.30, el delirio fue total. En su pasada,el famoso cuartetero brindó un sentido homenaje a Bam Bam Miranda, uno de sus músicos emblemáticos durante casi dos décadas, que falleció el año pasado.

Luego se detuvo para dedicarle a José Manuel De la Sota unas palabras: “Estamos felices… de hacer felices a todos ellos. El foklore, el tango y el rock tenían su propia fiesta, faltaba la nuestra”, aseguró. El gobernador contestó: “Sos el cordobés más famoso porque derramás alegría”.

El cierre dela jornada estuvo a cargo de Trulalá, que fue presentado como “un pedazo de la música de Córdoba”. La banda ahora está liderada por Mauricio Cánovas (hijo del gran Manolo) y fue la que sonó más ajustada de las tres orquestas que desfilaron en la jornada de anoche. Más allá del detalle y de que Trula prolongaba la fiesta sin decaer en lo más mínimo, la realidad es gran parte del público abandonaba el predio en esos momentos. A lo lejos todavía brillaban las lentejuelas del traje de Jiménez, el verdadero dueño del carnaval.

Fuente: La Voz del Interior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *