domingo , 16 de diciembre, 2018

Reducirán subsidios y destinarán fondos a la AUH y Progresar

Lo anunció Kicillof, a la vez que aclaró que quien reduzca el consumo en un 20% “no tendrá quita”. Habrá otras excepciones.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció hoy que se aplicará una reducción de aproximadamente 20 por ciento en los subsidios al consumo de gas y agua para impulsar el ahorro y el excedente será destinado a la Asignación Universal por Hijo y al programa Progresar.

Por su parte, el ministro de Planificación, Julio de Vido, explicó que habrá una serie de personas que no sufrirán la quita de subsidios.

Se trata de jubilados que cobran la mínima; beneficiarios de planes y viviendas sociales, de la Asignación Universal por Hijo; los que sufren enfermedades crónicas o que tienen capacidades diferentes; trabajadores que perciben alguna asignación familiar con sueldo menor a 5200 pesos; familias con multiplicidad de hogar en una misma vivienda; los exentos del pago de ABL; quienes demuestren insuficiencia de recursos; asilos, hogares sustitutos, geriátricos públicos, centros contra adicciones, orfanatos y comedores; Universidades, asociaciones de consumidores, entes reguladores, el ministerio de Asuntos Sociales, gobernadores e intendentes.

Asimismo estarán exceptuados de la reducción los 564 mil usuarios que están bajo la línea del Río Colorado, o sea desde Carmen de Patagones hasta Tierra del Fuego; todas poblaciones que son gas-dependientes: quienes por las condiciones climáticas del lugar en el que residen necesiten la calefacción como una necesidad básica; y los usuarios industriales.

“Eso sí, vamos a monitorear de cerca que ellos cumplan los compromisos con el Gobierno: si realizan aumentos de precios desmedidos, perderán el subsidio. Lo mismo sucederá si utilizan tácticas de desabastecimiento”, advirtió el ministro de Economía.

Tampoco van a formar parte de este programa de redistribución de subsidios los usuarios de garrafa, porque no tienen servicio de gas natural. Se trata de los habitantes de determinadas zonas de Formosa, Chaco, Misiones, el norte de Entre Ríos y el norte de Santa Fe, y una parte de Santiago del Estero.

“Vamos a aplicar una reducción parcial de subsidios, en aproximadamente un 20 por ciento en el caso de gas y agua”, dijo en conferencia de prensa Kicillof a la vez que destacó que “el consumo de gas domiciliario creció en 10 años 39,6 por ciento, ha habido aumento formidable de la demanda domiciliaria de gas por mejor poder adquisitivo de los salarios y por la ampliación de la red de gas en domicilio, que ha llegado a regiones donde antes no estaba”.

Respecto al nuevo destino que se dará a los fondos, el titular del Palacio de Hacienda explicó: “Es central explicar porqué hablamos de quita pero con redistribución: lo que se genere de facturación adicional por la quita de subsidios se va a destinar íntegramente a cubrir los gastos de las distribuidoras y transportadores pero lo que quede por encima de eso se destinará a la AUH y al Progresar, por eso hablo de redireccionamiento”.

En tanto, el ministro afirmó que la redistribución de subsidios “está pensada de forma tal que aquel que consiga una reducción de su consumo de un 20 por ciento, un bimestre contra otro, no tendrá quita”.

En cuanto al consumo domiciliario, citó la necesidad de “utilizar un uso responsable y que nadie despilfarre porque está subsidiado, pero también porque es un recurso escaso”, y dijo que “si el consumo está entre el 5 y el 20 por ciento la quita también será menor”.

Quiero hacer una reivindicación de la política de subsidios en el terreno de lo que son los servicios públicos“, dijo Kicillof y agregó: “A los usuarios industriales se les cobra menos porque desde 2003 tenemos modelo de crecimiento y fomento de la producción y la red de estos costos para las empresas representa un incentivo a la competitividad; los subsidios son un factor de competitividad”.

En tanto, el ministro de Economía consideró que “desde el punto de vista de los consumidores, los subsidios representan un incremento en su ingreso disponible para el consumo, y es central para nosotros porque la política de subsidios representa una mejora en el poder adquisitivo” y es un “elemento dinamizador del mercado interno”.

Kicillof agregó que los subsidios permitieron a la economía “crecer de una manera holgada como lo ha hecho los últimos diez años”, tras recordar la necesidad que había de esta herramienta en “2003 cuando había falta de trabajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *