sábado , 19 de octubre, 2019

Pretenden evitar que EEUU entre en default

Los más optimistas sostienen que hoy el gobierno de Barack Obama podría anunciar un acuerdo precario y provisional con la oposición republicana para que, por lo menos, el país no caiga en suspensión de pagos pasado mañana y arrastre con eso a las economías de todo el mundo.

Pero mientras son miles los dedos que se cruzan con esa ilusión y hartos de tanta muestra de desgobierno , crecen las voces que, en el mundo, reprochan “irresponsabilidad” al país que se supone líder internacional y que habla todos los días de “ejemplo”.

La más extrema, la de Pekín, donde en medios oficiales se apeló a un curioso neologismo de significado impreciso para deslizar que, tal vez, sea hora de “desamericanizar” el mundo. No tanto como castigo moral por inconducta, sino, también, como medida defensiva.

Formalmente, el gobierno chino se quedó un poco más atrás y, al igual que lo ha venido haciendo estos días, clamó por la necesidad de “asumir responsabilidades” y encontrar ya mismo una solución que evite la suspensión de pagos.

“Los políticos norteamericanos de ambos partidos no encuentran un acuerdo viable para normalizar el sistema político del que tanto se jactan y quizá sea éste un buen momento para que el mundo, confundido, empiece a considerar la construcción de un escenario desamericanizado”, propuso el artículo.

Un poco más cerca del lenguaje político conocido, la conducción del Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó ayer que un escenario de insolvencia en Estados Unidos generaría una crisis financiera “peor que la desatada en 2008” con la caída de la banca Lehman Brothers. Un cataclismo cuyos efectos aún se sienten hoy. Si hace una semana Christine Lagarde hablaba de “preocupación”, ahora ya lo hace de “alarma”.

Desde Europa también manifestaron su preocupación. El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, advirtió que un default norteamericano tendría “consecuencias dramáticas” en la economía mundial. “Es muy importante que Estados Unidos supere la parálisis presupuestaria. Si eso no sucede, puede haber consecuencias dramáticas para la economía mundial y en la incipiente recuperación económica europea”, alertó.

(Fuente: Fortuna Web)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *