martes , 17 de septiembre, 2019

Por el aumento del dólar, las naftas suben 6%

El ministro Aranguren acordó con las petroleras trasladar los efectos de la devaluación a los consumidores. Comienza a regir hoy y anticipó otra alza para marzo.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, acordó con las empresas petroleras trasladar a los consumidores los efectos de la devaluación provocada por el levantamiento del cepo al dólar, por lo que el combustible aumentará un 6 por ciento a partir de hoy, mientras que ya se programó otra suba para marzo.

Así lo acordaron los CEO de YPF, Shell, Axion, Petrobras y Oil en un encuentro con el ministro que se concretó el lunes, donde el funcionario pidió que en febrero se mantengan las tarifas.

De esta forma, la baja de los precios de los combustibles en Córdoba no duró ni dos semanas y volverán a costar lo mismo o más que antes de la derogación de la Tasa Vial.

A partir de hoy, la Nafta Súper pasaría de $ 14,53 a $ 15,40; la Infinia (Premium), de $ 15,88 a $ 16,83 el litro; el Gasoil común, de $12,57, pasaría a $ 13,32 el litro; y el Gasoli Premium, de $ 13,95 a $ 14,78 por litro.

Al respecto, Aranguren explicó que la convocatoria a las empresas petroleras respondió a “la necesidad de restablecer las pautas para 2016 y poder como mínimo lograr un nuevo equilibrio que sostenga la producción en las provincias productoras, para no perder el empleo y que al mismo tiempo tenga el menor impacto posible en el consumidor”.

En Argentina, el petróleo crudo se comercializa en dólares y las variaciones que sufre el tipo de cambio oficial se trasladan automáticamente al costo de producción”, reconoció el ministro en declaraciones a la prensa.

Por este motivo, Aranguren explicó que “a partir de la salida del cepo y la corrección cambiaria que llevó el tipo de cambio de 9,85 pesos a valores de 13,30, la consecuencia en ese incremento va a significar un incremento del 6 por ciento en los combustibles y ese nuevo precio se va a sostener los dos primeros meses del año”.

Independientemente de lo que pase en el mercado internacional o con el tipo de cambio no va a haber ningún otro tipo de aumento hasta el 1 de marzo”, destacó el ex CEO de Shell.

Aranguren recordó que “también se estableció hasta el 30 de abril un reintegro que existía sobre el IVA que aplica a los combustibles que es una disminución del 2 por ciento para todo aquel que paga con tarjeta de débito” y por lo tanto “ese aumento del 6 por ciento se transforma en un cuatro por ciento como impacto neto”.

El funcionario dijo que “durante mucho tiempo la Argentina estuvo aislada de los mercados internacionales” y a partir de la aplicación de retenciones a las exportaciones de petróleo en la última década se mantuvieron en el mercado local “precios de los combustibles y del petróleo por debajo de los precios internacionales”.

“Eso fue un beneficio aparente para la población pero terminó redundando en una caída del nivel de reservas y luego en el de producción que hizo que cada vez seamos más dependientes de la importación”, aseguró.

“Alguien puede pensar que debido a la caída de precios internacionales lo mejor sería no producir nada de petróleo crudo e importar todo, porque desde el punto de vista económico podría ser una cuestión de corto plazo posible. Pero tenemos que evaluar y desarrollar los recursos energéticos con vista de lo que ocurra en el mediano y largo plazo”, agregó Aranguren a la vez que planteó que en aquellas provincias donde el volumen que se exporta es importante se está registrando una situación difícil ya que las empresas encuentran “un precio muy por debajo del precio local y muy probablemente no puedan cubrir sus costos de producción”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *