domingo , 17 de noviembre, 2019

Mestre contrata banco organizador para emitir títulos por $450 millones

La Municipalidad de Córdoba licitará la contratación de un agente “organizador y colocador” de títulos públicos de “corto y/o mediano y/o largo plazo”, para emitir deuda por 450 millones de pesos destinada a financiar proyectos de obra pública.
La licitación, que prevé la apertura de sobres el próximo 10 de junio, tendrá un presupuesto de 6,31 millones de pesos, esto es 1,40 por ciento respecto a los montos a emitir.
Se trata de la apuesta más fuerte del municipio en materia de financiamiento en los últimos 15 años, cuando el ex intendente Rubén Américo Martí gestionó un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para Grandes Aglomerados Urbanos (GAU).
En ese marco, Ramón Javier Mestre debutó el año pasado con un programa de emisión de Letras de Tesorería, herramienta que volvió a utilizar este año y con la que ya obtuvo 20 millones de pesos.
Ahora saldrá con un instrumento de más largo plazo, para el que necesitará además la autorización del Ministerio de Economía de la Nación por exceder el ejercicio fiscal en curso.
La colocación de deuda a plazo, anticipada por Comercio y Justicia el 8 de abril pasado, quedó en firme luego de conocerse el llamado a licitación para la contratación.
Específicamente y de acuerdo con los pliegos de condiciones particulares, el objeto será la licitación para “contratar un Banco debidamente autorizado a funcionar por parte del Banco Central de la República Argentina, que actúe como organizador y colocador de Títulos Públicos de corto y/o mediano y/o largo plazo por un valor nominal de hasta 450 millones de pesos o su equivalente en moneda extranjera”.
El endeudamiento tendrá un “plazo máximo de amortización de hasta cuatro ejercicios”. Asimismo, se prevé un cronograma de emisión “de tres tramos por un monto máximo de 150 millones de pesos cada uno de ellos, a ejecutarse en los próximos tres ejercicios fiscales”.
Según las bases de condiciones, el adjudicatario deberá demostrar “probada experiencia en la organización y colocación de instrumentos financieros del sector público”.
La intención oficial es seleccionar y contrtar una “entidad de la plaza local, experta en el mercado de capitales, que soporte los diferentes roles exigidos por la Municipalidad en el marco de la ejecución de su programa financiero para acompañar la curva de inversión pública definida por los sucesivos presupuestos y las ordenanzas específicas”.
Servicios a contratar
“La idea es que quien resulte adjudicatario presente diferentes propuestas para salir al mercado de acuerdo a las condiciones vigentes y buscando la mejor alternativa de plazos y costos”, reveló a este medio una fuente del Ejecutivo municipal. De hecho, los pliegos exigen que, para la organización de la emisión, el adjudicatario deba realizar propuesta de “términos, condiciones y estrategia de emisión (emisión única o programa de emisión en series, tipo de emisión, estrategia de difusión o comunicación con inversores, etc.)”.
Asimismo, se aclara que la decisión del municipio es colocar los títulos “en el mercado nacional y/o internacional, por un plazo máximo de amortización de hasta 48 meses, con períodos de amortización trimestral o semestral con o sin plazo de gracia, con o sin garantías específicas de acuerdo a las recomendaciones que oportunamente formulará el organizador de la emisión”.
Los títulos podrán cotizar en el mercado nacional o internacional. El adjudicatario deberá asimismo contratar asesores legales, calificadoras de riesgo, agentes colocadores y/o de pago y/o de garantía, agentes intermediarios del mercado de capitales y, de resultar necesario, los prestadores de servicios cuyas tareas no puedan ser cumplidas por el agente que se adjudique el proceso.
En cuanto a la colocación de los títulos, el banco que resulte adjudicatario deberá concretar diferentes tareas, entre ellas la realización de un road show, eventos especiales y reuniones en mercados escogidos.
Propuestas
Respecto a las propuestas, los oferentes deberán presentar una técnica y otra económica. La primera deberá contener detalles sobre la experiencia del oferente, por caso en emisiones anteriores.
Asimismo, la propuesta de organizador y colocador deberá contener el tipo de operación a realizar, montos máximos de colocación, el o los mercados en los que se estima ubicar las emisiones y tiempo estimado de instrumentación, como así también plazos de amortización, plazos de gracia, sistema de amortización, tasas de interés y garantía.
En cuanto a la oferta económica, los oferentes deberán presentar cotización de honorarios y gastos. Como organizadores, tendrán que fijar el porcentaje a percibir por el monto total de la emisión, igual que para el rol de colocadores. Por lo demás, la intención oficial es avanzar con la primera emisión antes de fin de año, paralelamente al desarrollo del programa de colocación de letras.
Respecto de las tasas y plazos, el mercado hoy se muestra ciertamente volátil luego de la escapada del dólar paralelo y de los anuncios del Gobierno sobre blanqueo de capitales.
En ese marco, fuentes del sector consultadas por este medio señalaron que lo mejor será “esperar a que aclare”. “Hoy está todo muy convulsionado. Aunque también es cierto que estas situaciones generan oportunidades, por caso con instrumentos linkeados al dólar”, revelaron dos fuentes muy al tanto de los vaivenes del mercado de capitales. Fuente Comercio y Justicia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *