jueves , 22 de agosto, 2019
Supermercado

Los productos agrícolas aumentaron en febrero 5,6 veces en los supermercados

La CAME reveló que la diferencia entre lo que paga un consumidor por los productos agrícolas y lo que recibe un productor en el campo tuvo una mejora de 20,6% aunque la brecha se redujo un 1,5%.

La diferencia promedio entre el precio que pagó el consumidor en los supermercados superó en febrero 5,6 veces a lo que recibió el productor en el campo, lográndose una reducción de la brecha de 1,5 puntos frente a enero pasado.

Según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la diferencia promedio entre el precio de góndola y de origen para una canasta de 20 alimentos agrícolas, mejoró 20,6 por ciento en febrero, impulsado por el fuerte aumento en los precios de origen de la mayoría de los productos.

De todos modos, la brecha se redujo un 1,5 por ciento en febrero, alcanzando una brecha promedio de 4,02 veces.

Según surge de este índice, las mayores diferencias de precios en la cadena durante el mes de febrero fueron de 14,09 veces para la Pera, que continúo ocupando el primer lugar, seguida por la Manzana Roja con una brecha de 12,4 veces. Con un nivel más bajo de 8,85 se ubicó la Acelga, que por segundo mes consecutivo achicó su diferencia. En el otro extremo, los productos con menos diferencia fueron el Limón (2,93 veces), Pimiento Rojo (3,33 veces), Papa (3,36 veces), Naranja (3,54 veces), Mandarina (3,54 veces), Aceite de Oliva (3,55), Calabaza (3,67) y Tomate (3,73).

De los 20 alimentos agrícolas que integran la canasta del IPOD relevados, en 15 aumentó el precio de origen, en 11 se elevó el precio de destino y en 13 mejoró la brecha entre ambos importes.

Así, mientras los precios destino tuvieron un alza de 59,1 por ciento en el mes para la lechuga, 47,8 por ciento  para la frutilla, 39,9 por ciento para el brócoli, 38,9 por ciento para el tomate, 19,9 por ciento para la naranja, 12,8 por ciento para el limón, 8.8 por ciento para el repollo o 7,9 por ciento para la berenjena; las caídas que se registraron fueron de sólo 19,2 por ciento para el arroz, 15,4 por ciento para la acelga, 10,2 por ciento para la mandarina, 8,6 por ciento para la papa, o 7,3 por ciento para el pimiento rojo.

“Si bien hay productos que tienen estacionalidades en determinados meses del año y otros donde el traslado de una zona a otra incrementa sus costos, la situación en la Argentina va más allá de esos factores, detectándose problemas estructurales y comportamientos especulativos que explican por qué lo que paga el consumidor multiplica en tantas veces al costo en el campo”, afirma el texto a la vez que explica que “los altos costos de fletes y logística, la elevada carga fiscal, los abusos de muchos intermediarios y hasta las especulaciones y los oligopolios explican la evolución irracional que muchas veces tienen los precios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *